Buscar
  • Divergente Iberoamérica

Las tres de la quincena.


Pues esta quincena fue una peculiarmente movida en todos los ámbitos, pero en este espacio nos enfocaremos a lo político.


La primera, la nueva cara de Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, después de las elecciones y el periodo de ratificación de los resultados desastrosos de Morena en la capital. Se le ha visto más mal humorada y distante que de costumbre, inclusive en sus conferencias de prensa las respuestas ya no son políticamente correctas, las realiza algunas hasta con ironía o sarcasmo, cosa que nunca se le había visto hacer, al puro estilo del inquilino de Palacio Nacional.


De igual forma, políticamente incorrecta, no ha recibido a ninguna alcaldesa o alcalde electo de oposición, dejando esta tarea a su nuevo secretario de gobierno Martí Batres, quien solo los recibirá uno por uno y no juntos, como ellas y ellos lo solicitaron. Y no será hasta septiembre – octubre que se tendrá acercamiento con la Jefa de Gobierno, veremos si esta estrategia no entorpece las tareas de los gobiernos y que los únicos perjudicados serán a final de cuentas los ciudadanos.


Al cierre de esta Columna ocurrió un acto jamás antes visto, el grupo de Alcaldes fueron al Congreso Local para hablar con los diputados ya que se citó a una sesión extraordinaria para modificar reglamentos de los usos de suelo, pero los recibieron un grupo de granaderos (que la Jefa de Gobierno había desaparecido recién llegando al cargo) hiriendo a la alcaldesa electa Lía Limón. Veremos en que termina esto que aun no empieza y no se ve muy bien.


La segunda, los cambios en el Gabinete federal, el cargo más importante después de la del Presidente de la República, la secretaria de gobernación Olga Sánchez Cordero dejó su oficina de la casona de Bucareli para regresar a la Cámara de Senadores; llega a poner desorden en una bancada que ya tenía todo en orden con un líder con el senador Monreal que ahora tendrá que compartir reflector y el desorden comenzó con la elección interna para elegir a quien sería la ficha de Morena para encabezar la Mesa Directiva en este periodo.


Este movimiento es inédito, ya que llegará siendo la cabeza del Poder Legislativo, después de ser la segunda al mando del Poder Ejecutivo (aunque sabemos que no era así).


¿Usted por qué cree que fue la salida? Varios analistas tienen algunas ideas:

1. Se requería alguien que operara dentro del Senado ya que últimamente no salía todo lo que mandaba AMLO.

2. El distanciamiento de Monreal con AMLO es un foco rojo y el Presidente requería alguien de su confianza ahí.

3. SEGOB ya no era un interlocutor valido en la política nacional por los pocos resultados y poca oportunidad de maniobra que tenía.

4. Otro.

Me gustaría saber qué opinión tiene usted.


La tercera, el caso de Ricardo Anaya, al parecer quieren hacer el mismo movimiento que utilizaron con Rosario Robles y el ex senador Jorge Luis Lavalle que se encuentran en prisión.


Pero en esta ocasión, por lo que hemos visto, se ha asesorado de manera correcta para no ir a la audiencia de forma presencial donde a los antes mencionados los retuvieron y ya no salieron. De igual forma la estrategia de Ricardo Anaya ha sido el estar respondiendo las acusaciones de la Fiscalía General de la República una por una tumbando cada una, es de todos conocido que la Fiscalía no es la mejor preparando y armando las carpetas de investigación, por lo que hemos podido saber por las diferentes filtraciones las pruebas son muy endebles, seguiremos de cerca este tema para ver que ocurre, si la Fiscalía seguirá o modificará la estrategia y de igual forma la estrategia de Ricardo Anaya.


Si el Gobierno Federal no logra acreditar las acusaciones y pruebas, solamente habrá creado y está dando fuerza, reflector y argumentos a una figura opositora que podrá ser una víctima de persecución política. Veremos si no le sale el tiro por la culata a AMLO, como le salió a Vicente Fox con AMLO.


POR:HELIOS RUÍZ–(México)

TW @HeliosRE

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo