Buscar
  • Divergente Iberoamérica

Colombia: prospectiva elecciones presidenciales 2018


Se acercan las elecciones presidenciales en Colombia y se perfilan los precandidatos, en una época de transición de gobierno, en medio del avance del proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Donde los paramilitares se han fortalecido con la salida de la guerrilla de las regiones. En un país absolutamente machista y conservador, y en el que uno de los principales problemas es el alto índice de corrupción. Siendo así el panorama nacional se perfilan varios nombres como candidatos presidenciales para la contienda electoral del 2018.


En cuanto a la participación electoral explica el analista político, Ariel Ávila para la publicación Semana, “que si se mantiene la tendencia en el país para el año 2018 puede haber 18 millones de votos que equivalen a una participación del 50%” en un país con altos niveles de abstención electoral.


También la distribución electoral reflejará de otra manera el resultado de las elecciones del plebiscito por la Paz en Colombia. Es la división del país en, claramente, dos posturas. Es así como alrededor de 13 millones de sufragantes tienen claro su partido, y cerca de 5 millones de votos son de opinión.


A causa del desprestigio de los partidos políticos en Colombia, varios candidatos presidenciales han optado por lanzarse como candidatos independientes, para lo cual deben recolectar una cantidad significativa de firmas, este es el caso de Germán Vargas Lleras, Claudia López, Alejandro Ordoñez y Piedad Córdoba.


El candidato que quiera llegar a la presidencia de Colombia en 2018 tiene que hacer una alianza fuerte porque por ahora no hay ningún precandidato que tenga el suficiente respaldo para llegar solo a la segunda vuelta. Es por esto que se espera una gran alianza entre los precandidatos Sergio Fajardo, Claudia López y Humberto de la Calle. Sus banderas de discursos electorales estarán entre la paz del país, es decir, del posconflicto y la atención al gran problema de la corrupción.


En cuanto a los candidatos, Germán Vargas Lleras cuenta con un amplio respaldo en el país especialmente en el sector de la Costa que es una amplia zona del país. Vargas terminó su gestión de vicepresidente con muy buena imagen y altos índices de popularidad por la ejecución de planes, programas y proyectos de interés social, como la asignación de viviendas a poblaciones de escasos recursos.


Sin lugar a dudas la sorpresa es de la congresista Claudia López, como una opción alternativa del estrato socio económico 3, con su propuesta de campaña anticorrupción. Quién ha investigado durante más de 10 años sobre el paramilitarismo y la parapolítica.


Por su parte, la precandidata Piedad Córdoba entra directamente a la contienda electoral, luego de salir victoriosa de la inhabilidad de ocupar cargos públicos por 10 años que fue anulada por el Consejo de Estado.


Al parecer, en este nuevo intento de tener un país más democrático y justo, la contienda electoral final estará entre Germán Vargas Lleras y el exalcalde de la ciudad de Medellín Sergio Fajardo, en una segunda vuelta electoral. Fajardo se perfila como el ganador de la Coalición de centro- izquierda, también lidera la intención de voto en la primera vuelta con un 21.0%, mientras Germán Vargas Lleras logra un 12.5%, así lo reportan los resultados de las encuestas de Invamer para Semana, Noticias Caracol y Blu Radio.


En los últimos días el uribismo ha recibido un duro golpe con la aprobación de la extradición de los Estados Unidos a Colombia del exministro de Agricultura de Álvaro Uribe, Andrés Felipe Arias, esto debido al caso de corrupción en el manejo del Programa Agro Ingreso Seguro.


Por otra parte, entra en la contienda electoral el nuevo partido político de las FARC, quienes llegan al poder con 10 curules en principio, distribuidas de la siguiente manera 5 en el Senado de la República y 5 curules en la Cámara de Representantes.


Finalmente, La Misión Observadora Electoral (MOE) advierte sobre el alto riesgo de fraude electoral en las elecciones de 2018 por la reconfiguración del poder en las regiones con la salida del conflicto armado de la Guerrilla de las FARC; el cese al fuego bilateral por parte de la Guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, (ELN) y el terreno servido a los grupos paramilitares.


POR: MARTHA HERNÁNDEZ – ESPECIALISTA EN TELEVISIÓN, COMUNICADORA SOCIAL Y PERIODISTA (Colombia)
#Colombia

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo