Buscar
  • Divergente Iberoamérica

La mente política digital es un asco.


Si las redes sociales son una extensión de la mente ¡Que pereza me dan los políticos!


¿La actividad política digital es un reflejo de las ideas, el pensamiento y el cerebro de los políticos?


En 1964 el gran maestro de la comunicación y los mass media Marshal McLuhan escribió una extraordinaria obra llamada “Comprender los medios de Comunicación. Las extensiones del ser humano”, en el explica, entre otras ideas, que todos los avances tecnológicos son una extensión de los sentidos y la composición humana, de este modo, la rueda se volvió una extensión de las piernas; las herramientas una extensión de los dedos y brazos; los lentes sean anteojos, telescopios o fotográficos son una extensión de los ojos, las bocinas de la voz y así sucesivamente.


En este sentido, considerando que el internet es uno de los más importantes inventos del hombre, y considerando el postulado de McLuhan, la pregunta es ¿Qué es lo que extiende el internet?, ¿el internet es una extensión de qué?.


Mi respuesta está en dos sentidos, por su composición y estructura es una extensión del sistema nervioso central, pero esta aplicaría como una extensión es a nivel social. Pero a nivel individual, me parece que es una extensión del pensamiento.


En internet se vierten todas las ideas del cerebro humano de todos los tipos de humanos, de todas las razas, de todas las culturas, de todas las nacionalidades, siendo así también de todos los temas y aquí entramos al que nos atañe, LA POLÍTICA.


¿Es entonces la actividad política digital una extensión de las ideas, el pensamiento y el cerebro de los políticos?


En la actividad política digital encontramos de todo, lamentablemente muy poco de lo bueno, los políticos de todo el mundo sobre todo de Latinoamérica han despreciado el gran potencial de internet para aportar algo a las sociedades donde se desenvuelven.


Es fácil mirar fotografías de políticos con otros políticos comiendo es restaurantes lujosos, abrazando a una viejita, pateando un balón en la inauguración de una cancha de futbol, en tribuna levantando el brazo, abrazando a su familia, caminando por las calles mientras saluda, en el evento político dónde está su dirigencia, etc. puras farsas estúpidamente producidas, todo el tiempo tratando de quedar bien, mostrándose cercanos, autoelogiandose, hablando bien de si mismos, buscando el “like”, inflando encuestas de Facebook.

Si miramos la aportación social que cada político o política hacen con su interacción digital nos daremos cuenta rápidamente que en realidad no aportan nada, van de las frivolidades al autoelogio, preocupados por su número de seguidores solamente, aun cuando saben que la mitad son sus besamanos y la otra mitad son falsos, queriendo engañar con ello a las personas, pero también a sus contrincantes políticos, ¡QUE PINCHE ASCO!.


¿Esa es la extensión de la mente de los políticos, para eso da su cerebro?, ¿Cuándo vamos a ver propuestas políticas de aportación para mejorar a la sociedad, políticos desarrollando e-learnings, app, plataformas colaborativas, canales para compartir conocimiento, comunidades digitales políticas de nivel internacional?, ¿Cuándo un político se va a volver productos de contenidos interesantes para su área de influencia?, ¿Cuándo van a gastar dinero en pautas para promover algo más que su ego?.


Sin duda me llevaría un libro entero responder la forma en que se debe hacer una estrategia política digital, dejo estas preguntas a modo de reflexión tanto para políticos como para consultores que se dedican a hacer estrategia digital, es momento de subir de nivel, de dejar lo que llaman estrategias de contraste, de pasarse de lado de lo positivo, de lo que aporta valor real a la personas y no sólo estar en la guerra estúpida por el ego, los likes y por quedar bien temporalmente.


POR: ALFREDO SALAZAR– (México)

@asomx

#mente

#digital

https://www.alfredosalazarolivera.com/


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo